IMPACTO DE LOS VOCs SOBRE LA SALUD EN ESPACIOS CERRADOS

Los Compuestos Orgánicos Volátiles (VOCs, por sus siglas en inglés), se emiten como gases por ciertos sólidos o líquidos, los cuales incluyen una variedad de sustancias químicas y algunas de estas pueden tener efectos adversos en la salud a corto y a largo plazo.

Las concentraciones de muchos VOCs son, con regularidad, más altas en el interior (hasta cinco veces más) que en el exterior, ya que son emitidos por una amplia gama de productos.

Las sustancias químicas orgánicas se utilizan ampliamente como ingredientes en los productos domésticos, tales como: las pinturas, los barnices, la cera, muchos productos de limpieza, desinfección, cosméticos, desengrasantes y en productos que se usan en pasatiempos.

El “Estudio de la Metodología para la Evaluación de la Exposición Total” (Estudio TEAM, por sus siglas en inglés) de la Oficina de Investigación y Desarrollo de la EPA (volúmenes I a IV) descubrió que los niveles de una docena de contaminantes orgánicos comunes eran de 2 a 5 veces más altos dentro de las casas que en el exterior, independientemente de si las casas estaban situadas en zonas rurales o altamente industriales.

Los estudios de TEAM indicaron que, mientras las personas utilizan productos que contienen sustancias químicas orgánicas, pueden exponerse a sí mismas y a otras personas a niveles de contaminantes muy elevados, y las concentraciones elevadas pueden persistir en el aire mucho tiempo después de haber finalizado la actividad.

Efectos en la salud

Los efectos en la salud pueden incluir:

  • Irritación de ojos, nariz y garganta
  • Dolores de cabeza, pérdida de coordinación y náuseas
  • Daños en el hígado, los riñones y el sistema nervioso central
  • Algunos compuestos orgánicos pueden causar cáncer en los animales, y se sospecha o se sabe que algunos causan cáncer en los seres humanos.

Los principales signos o síntomas asociados a la exposición a los VOCs son:

  • Irritación conjuntival
  • Molestias en la nariz y la garganta
  • Dolor de cabeza
  • Reacción alérgica cutánea
  • Disnea
  • Nauseas
  • Fatiga
  • Mareos, entre otros

La capacidad de los productos químicos orgánicos para causar efectos en la salud varía mucho, desde los que son muy tóxicos hasta los que no tienen ningún efecto conocido sobre la salud.

Al igual que ocurre con otros contaminantes, el alcance y la naturaleza del efecto en la salud dependerá de muchos factores, como el nivel de exposición y el tiempo de exposición.

Pasos para reducir la exposición

  • Cumpla las precauciones de la etiqueta.
  • No almacene envases abiertos sin utilizar como el de pinturas.
  • El formaldehído, uno de los VOCs más conocidos, es uno de los pocos contaminantes del aire interior que pueden medirse fácilmente.
    • Identifique y, si es posible, elimine la fuente.
    • Si no es posible eliminarla, reduzca la exposición.
  • Reduzca el uso de pesticidas.
  • Deseche de forma segura los envases que no esté utilizando o de poco uso; cómprelos en cantidades que vaya a utilizar pronto.
  • Manténgalos fuera del alcance de los niños y las mascotas.
  • Nunca mezcle productos de cuidado del hogar a menos que se indique en la etiqueta.

La tecnología Non-Thermal Plasma (NTP), ayuda a eliminar los VOC´s en ambientes interiores, descontaminan y desinfectan continuamente el aire y las superficies de estos ambientes a través de una forma avanzada de ionización, activada por generadores especiales; el aire así activado está compuesto por moléculas “excitadas” (especies reactivas) que atacan a las moléculas contaminantes, descomponiéndolas, y a los microorganismos, provocándoles daños estructurales y funcionales que los vuelven inactivos (acción biocida y virucida). 

Los equipos de Plasma Frío de Jonix eliminan una amplia variedad de contaminantes como virus, bacterias, mohos, alérgenos, compuestos químicos volátiles y todo tipo de olores del aire y las superficies. 

Haz clic aquí para conocer más sobre esta tecnología.

Artículos relacionados