Aire acondicionado: ¿Enemigo o aliado en tiempo de pandemia?

En la actualidad muchas casas particulares, escuelas, negocios y medios de transporte cuentan con un sistema de aire acondicionado que nos permite mantenernos frescos y cómodos durante nuestras actividades diarias, sin embargo, hoy dentro de nuestra nueva normalidad nos preguntamos si quizá debería ser replanteado el uso de estos aparatos.


Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido de forma explícita la transmisión de la COVID-19 por vía aérea, principalmente en las oficinas en las que las ventanas no se abren y en medios de transporte como autobuses de pasajeros de larga distancia la posibilidad de contagio aumenta al ser el mismo aire el que circula una y otra vez. Pongamos el ejemplo de un estudiante que aborda un autobús en hora pico para llegar a su domicilio, este estudiante sin saberlo está infectado de COVID-19, el autobús se encuentra al 100% de su capacidad y presenta pocas o nulas corrientes de aire, únicamente abastece a los pasajeros con el aire acondicionado cuya tecnología no permite la sanitización y solo hace circular los virus y bacterias que se encuentran en el ambiente; en este caso, la posibilidad de contagiarse de COVID-19 u otro tipo de infección vírica aumenta en muy alta proporción.


Los equipos de aire condicionado enfrían el aire, le quitan humedad y tienden a acumular polvo en los filtros; todo lo contrario a la función de las vías respiratorias, porque la nariz actúa calentando, humidificando y filtrando el aire que luego se conduce por las vías respiratorias llegando lo más puro y limpio posible a nuestros alvéolos.


Con respecto a los aires acondicionados, cuando hay un mantenimiento periódico y un cambio regular de filtros, las probabilidades de propagación del virus disminuye, sin embargo, es importante recordar que el aire acondicionado puede también ser la causa de faringitis, sinusitis, resfríos comunes, entre otras enfermedades. Actualmente existen nuevas tecnologías de sanitización para casos en donde la ventilación es escasa, un ejemplo son los dispositivos generadores de plasma frio o NTP (Non Thermal Plasma por sus siglas en inglés) que eliminan de forma continua el 99,99% de virus, bacterias, moho y otros patógenos en el medio ambiente y superficies, además de contar con diferentes capacidades que les permiten adaptarse con facilidad a los requerimientos de cada espacio.


Por lo anterior, podemos concluir que al contar con un aire acondicionado es muy importante realizar el mantenimiento y limpieza correctamente además, resulta de mucha utilidad combinar su uso con un equipo generador de plasma frío que permita sanitizar el medio ambiente.

Conoce más acerca de los generadores de plasma frío

Artículos relacionados