¿Las personas vacunadas son inmunes?

El las últimas semanas hemos visto como ha crecido a nivel mundial la tasa de vacunación y esto es una excelente noticia, pues nos indica que relativamente en poco tiempo, estaremos todos vacunados, sin embargo, es necesario mantener la cabeza fría y no cantar victoria antes de tiempo y a continuación explicamos porqué.


Todas las vacunas, en principio funcionan de la misma forma, introducen un antígeno en el cuerpo que alerta a nuestro organismo, desencadenando una respuesta inmune, generando anticuerpos, lo que nos permite contrarrestar el ataque, pero aun cuando las vacunas resultan muy efectivas, ninguna ha logrado el 100% de eficacia, adicionalmente los periodos que requiere una vacuna para lograr su máxima efectividad, pueden llevar incluso semanas.


En el periodo en el que nuestro cuerpo se encuentra trabajando por adaptarse al requerimiento de la vacuna, nos encontramos vulnerables al contagio y aun más, si requerimos de una segunda dosis; por otro lado, si logramos obtener la dosis adecuada y superar el periodo de adaptación, el efecto de la vacuna, cumplirá su función de defendernos contra el virus, pero no significa, que no podamos contagiarnos, nuestro sistema inmunológico estará preparado para combatir la amenaza y nos librará de síntomas y efectos graves, pero aun así, podremos contagiar a otras personas que no hayan recibido la vacuna y con ello las pondremos en riesgo.


Es cierto, que a medida que avanza la vacunación, se percibe una sensación de seguridad, incluso algunas personas con su esquema de vacuna completo, suelen bromear acerca de su “inmunidad”, pero es necesario comprender, que aun cuando el riesgo cada vez disminuye más, este no se eliminará hasta que todos estemos vacunados; es por esto, que es muy importante no relajar las medidas de higiene y para proteger a nuestros seres queridos; es necesario mantener el uso de cubrebocas, el lavado de manos y en la medida de lo posible la sana distancia.


Las organizaciones de salud a nivel internacional, se muestran optimistas en el futuro cercano, por lo que podemos decir, que son muchas las probabilidades de que superemos esta pandemia, pero hasta que no podamos eliminar el riesgo por completo, deberemos mantener las medidas de precaución.


Las vacunas han demostrado ser muy eficientes en la protección para efectos adversos, pero no debemos perder de vista, la experiencia que nos está dejando esta desafortunada enfermedad y tomar medidas precautorias, utilizando todo lo que este a nuestro alcance para contribuir a terminar con los contagios y prevenir cualquier enfermedad futura.

Artículos relacionados