Primavera sin alergias

Cuando escuchan sobre alergias respiratorias, la mayoría de la gente piensa en el polen, pero es importante saber que el polen no es el único alérgeno que causa problemas. Debido al alto nivel de contaminación, especialmente en las grandes ciudades, cada año más personas desarrollan alergias al polvo, moho o pelo de mascotas.

Los síntomas más frecuentes de las alergias respiratorias

Las alergias respiratorias no siempre se identifican de inmediato, quizás se las confunda con rinitis crónica o resfriados, porque los síntomas más frecuentes son picazón en los ojos, secreción nasal, estornudos. Es el sistema inmunitario, de hecho, el que se activa, como en un resfriado, pero, en este caso, la causa desencadenante no son virus o bacterias sino un alérgeno en el aire(aeroalérgeno) como polvo en suspensión, esporas o polen. 

El sistema inmunológico trata a los alérgenos como una sustancia extraña, en respuesta a la cual reacciona, produciendo grandes cantidades de inmunoglobulina E (IgE). Esta reacción , combinada con la liberación de sustancias químicas como la histamina, puede causar inflamación.Y otros síntomas como:

  • Tos
  • Estornudos
  • Goteo nasal
  • Lagrimeo persistente
  • Ojeras azuladas (debido al aumento del flujo sanguíneo cerca de los senos paranasales)
  • Conjuntivitis alérgica (membranas rojas hinchadas que recubren los ojos con párpados con costras)
  • Frotamiento persistente de la nariz, especialmente en niños

¿Cuáles son las causas de la alergia en el hogar?

En las personas alérgicas, como hemos visto, el cuerpo tiene una respuesta inmune incluso a las cosas más comunes que se encuentran en el aire. Y debido a que pasamos una parte importante de nuestro día dentro de nuestros hogares, es vital que las personas alérgicas examinen el aire dentro del hogar e identifiquen lo que, sin saberlo, puede estar causando problemas crónicos

Animales

En el caso de los animales, las fuentes pueden ser múltiples: el polvo y el polen del exterior pueden depositarse en el pelaje de perros y gatos, a esto se suman algunas sustancias alergénicas presentes por ejemplo en las glándulas salivales o en la orina.

Moho

¿Alguna vez has notado el moho en la toalla de la ducha o en algunas partes de la casa? Parece detenerse allí, firmemente adherido a la pared o a la tela, pero no es así. A las esporas de hongos emitidas por el moho les encanta “viajar” y se dispersan muy fácilmente en el aire. Todos inhalamos el aire que contiene estas partículas, pero en algunas personas provocan alergias o síntomas de asma. Los mohos más comunes que causan alergias son Cladosporium y Aspergillus.

Insectos y ácaros del polvo 

Los ácaros del polvo son una fuente común de alérgenos. Son insectos microscópicos que prosperan en áreas húmedas y cálidas, como muebles, alfombras y ropa de cama. 

Una alergia a los ácaros del polvo puede causar rinitis alérgica (secreción nasal), síntomas de asma o brotes de dermatitis y eczema.

Formaldehído y Compuestos Orgánicos Volátiles (COV)

El formaldehído se usa ampliamente en productos para la construcción y el hogar, como pegamentos, ambientadores, ceras para pisos, respaldos de alfombras, tintes, limpiadores líquidos, marcadores, pinturas y limpiadores de inodoros, emisiones de impresoras. Si bien los niveles muy altos de exposición al formaldehído causan reacciones físicas en todos, algunas personas tienen reacciones alérgicas incluso en pequeñas dosis.

Los síntomas comunes incluyen ardor en los ojos y la garganta, sarpullido, opresión en el pecho, fatiga y dolor de cabeza. 

Polen

A principios de la primavera, cuando los árboles y las plantas herbáceas están polinizando, el aire se llena de estas diminutas partículas en suspensión, que se dispersan y que por las ventanas, el pelo de los animales y nuestra ropa pueden entrar en la casa y acumularse aquí, creando molestias y problemas para aquellos. sufren de alergias y asma.

Cómo prevenir y aliviar los síntomas de las alergias respiratorias

Puede reducir su exposición y limitar la presencia de alérgenos en el hogar para aliviar y reducir las molestias y los síntomas relacionados con las reacciones alérgicas:

  • Evite las alfombras , los muebles cubiertos de tela y las cortinas de tela gruesa, ya que pueden albergar polvo y ácaros del polvo. Siempre es mejor tener superficies que puedas limpiar fácilmente y a diario.
  • No cuelgues la ropa al aire libre : el polen puede depositarse en sábanas y toallas.
  • Limpie con frecuencia: use un paño seco en superficies duras para eliminar el polvo al menos una vez a la semana. 
  • Humedad : mantenga la humedad relativa de su hogar por debajo del 50 % para minimizar el crecimiento de los ácaros del polvo.
  • Ropa de cama : lave toda la ropa de cama una o dos veces por semana con agua caliente (sin suavizante y con detergentes naturales) para matar los ácaros del polvo. Envuelva el colchón y las almohadas en fundas a prueba de ácaros.
  • Libera el aire de tu hogar de contaminantes : puedes utilizar dispositivos de saneamiento, como la tecnología de Non-Thermal Plasma, que limpia constantemente el aire de las habitaciones en las que vives, purificándolo y reduciendo los alérgenos, para que respires profundamente con total tranquilidad.

Y ahora, ya puedes disfrutar completamente de esta temporada primaveral.

Artículos relacionados