Universidad de Padua: tecnología NTP destruye el Coronavirus

La tecnología de nonthermal plasma o plasma frío, presente en todos los dispositivos Jonix, es capaz de destruir el COVID-19. Así lo han demostrado las pruebas de laboratorio realizadas por la Universidad de Padua.


“Hemos creído en esta tecnología desde hace mucho tiempo; estamos entusiasmados, ya que nuestros dispositivos realmente pueden marcar la diferencia en el día a día de muchas personas, especialmente las más frágiles, como sucedió en la residencia de ancianos Noventa Padovana, donde el aire es tratado con sistemas Jonix y no ha habido un solo caso de COVID-19 entre los residentes, sin tener que imponer un bloqueo al personal operativo, como en muchos otras residencias.”


Pruebas del Departamento de Medicina Molecular de la Universidad de Padua a Jonix.


Evaluar una tecnología para verificar su efectividad contra el COVID-19 es un proceso muy complejo.


En primer lugar, necesita un laboratorio que tenga un nivel adecuado de seguridad y en Italia son muy pocos. De acuerdo con las regulaciones de la OMS, los laboratorios que manejan patógenos como virus están divididos por niveles de bioseguridad (BSL), que identifican todas las medidas necesarias para proteger al personal, el medio ambiente y los externos.


Existen 4 niveles de bioseguridad, basados en la evaluación del riesgo microbiológico: del más bajo (el 1), al más alto (el 4), que indica la necesidad de máxima contención, al trabajar con patógenos para los que aún no existen tratamientos definitivos y que pueden ser letales para los humanos. Por ejemplo, el virus del Ébola tiene un BSL4.


El virus CoViD, SARS-CoV-2, requiere laboratorios con un nivel 3 de bioseguridad, para examinar patógenos con posible transmisión aérea asociada con enfermedades humanas graves. El Departamento de Medicina Molecular de la Universidad de Padua que probó la tecnología de plasma frío presente en el Jonix, tiene una clasificación BSL3.


Se utilizó un dispositivo Jonix de tamaño adecuado para la prueba, con el fin de verificar su actividad viricida, es decir, su capacidad para reducir las partículas virales infecciosas. Los resultados fueron claros y demostraron que nuestro dispositivo con tecnología NTP tiene una actividad antiviral efectiva contra el SARS-CoV-2, con una reducción de la carga viral igual al 99,9999%.


Plasma no térmico (NTP) eficaz contra el coronavirus


¿Qué es el plasma frío y cómo funciona contra los virus en el aire y en las superficies? Aclaración: ¡el plasma del que estamos hablando no es el plasma sanguíneo! Lo especificamos claramente porque muchas personas, tal vez leyendo rápido, tienden a confundirse. La tecnología de plasma frío (o nonthermal plasma, NTP) no tiene nada que ver con las terapias con plasma sanguíneo de las que se ha hablado mucho en los últimos meses.


El plasma, en química y física, es un gas ionizado, una mezcla gaseosa de electrones, iones y especies neutras. Nada extraño ni exótico. Como explica el Consejo Nacional de Investigación de Italia, el 99,9% de la materia visible del Universo se encuentra en estado de plasma.


El plasma frío, es un plasma activado por un pequeño campo eléctrico y es capaz de producir especies reactivas oxidantes, que a su vez, actúan sobre una gran cantidad de tipos de compuestos contaminantes.


El corazón en cada dispositivo Jonix es el actuador: el generador capaz de producir el plasma frío, ionizando el flujo gaseoso.


En palabras muy sencillas, podemos decir que los dispositivos Jonix son capaces de activar el aire de los ambientes en los que están posicionados, desarrollando moléculas reactivas que atacan moléculas contaminantes (virus, incluido el SARS-CoV-2, bacterias, mohos o COV) y las descomponen, haciéndolas inofensivas, ¡sin liberar ningún tipo de sustancia química o residuo al medio ambiente!


Dispositivos Jonix contra virus: cómo utilizarlos mejor


En un aspecto somos concluyentes: los dispositivos Jonix son efectivos y tenemos todas las pruebas, pero deben estar habilitados para hacer bien su trabajo. Esto significa que deben mantenerse encendidos de manera constante y correctamente colocados y dimensionados.


Un espacio muy grande o contaminado (saturado de sustancias o por la presencia de muchas personas) requiere uno o más dispositivos Jonix de la potencia adecuada, colocados de manera que el flujo de aire pueda extenderse libremente.


¿Cómo hacerlo? Existen 5 puntos que debemos recordar:

  1. Con Jonix puedes mantener tus habitaciones descontaminadas y desinfectadas constantemente, manteniendo tu dispositivo encendido mientras trabajas o permaneces en tus espacios.
  2. Coloca tu dispositivo de manera adecuada; debe estar libre, (no entre estantes, cerrado en una esquina o dentro de un mueble). Cuanto más central sea la posición, mejor circulará el flujo de aire.
  3. Elije el dispositivo (o dispositivos) en función de la actividad que se realice en los entornos a higienizar y su tamaño.
  4. No coloques objetos encima del dispositivo.
  5. El espacio a tratar debe ser lo más abierto posible, sin mamparas, separadores o estanterías altas.

Artículos relacionados